LA SEMILLA

A las semillas no se les dice como tienen que crecer: ellas contienen, en su interior, toda la información que la llevara a su desarrollo, madurez y plenitud vital.

Tú MUJER eres una semilla… en tu interior yace una memoria heredera ancestral, eres fuente de alimento y de amor.

Esa sabiduría, cual semilla, está dentro de ti… esperando ser Re-descubierta.

En este Solsticio nos hemos reunido y conectado con nuestra propia semilla: en la noche más larga del año hemos invocado a la luz que nos hará crecer, como metáfora del llamamiento de  aquella sabiduría que nos hará recuperar lo que verdaderamente somos y nos permitirá desarrollarnos en completa plenitud y satisfacción.

No importa si eres hombre o mujer: conecta con tu semilla interior y apórtale luz… ella sabrá lo que hay que hacer.

Tomate el largo invierno como una pausa para encontrarla dentro de ti y llenarla de intención… te espero en el Equinoccio de Primavera para que tu semilla explote de Vida y de Color.

ÁMATE SIEMPRE COMO SI BAJO TU PIEL Y TUS CELULAS NUNCA HUBIESE EXISTIDO GESTO ALGUNO QUE CASTIGE TU AMOR PROPIO E INCONDICIONAL. ASI ES COMO LA TIERRA MADRE SE AMA A SI MISMA Y TE AMA A TI.

Barcelona, 21 de diciembre de 2016

Esperança Ordóñez

Psicología Integrativa (Col. 22.069)

637 740 193

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *